Los miembros IT en México han celebrado los cien años de la aprobación pontificia de la Institución Teresiana con una Eucaristía en la parroquia de Santa María de Guadalupe y preparan una próxima peregrinación a la Basílica de la Virgen de Guadalupe.

El 13 de enero nos reunimos en la parroquia de Santa María de Guadalupe de Los Hospitales, ubicada en la colonia donde durante casi 40 años estuvo el colegio Instituto María Isabel de la Institución Teresiana. Una colonia con mucho exalumnado, familias, bienhechores, amistades y donde los primeros miembros IT eran bien conocidos.

Presidió la Eucaristía Daniel, un joven sacerdote, casi recién ordenado, que fue maestro y coordinador del Instituto María Isabel, donde conoció a Pedro Poveda e inició a compartir sueños que le llevaron a ser hoy sacerdote. La celebración continuó con un brindis y evento cultural con el coro “Son de vida”.

Testimonios

Algunos testimonios del encuentro expresan gratitud por todo lo recibido en el centro educativo en la infancia y juventud, reconocimiento para las primeras mujeres que iniciaron la IT en este país, valoran la huella que ha dejado Pedro Poveda en sus vidas y piden que “el Espíritu inspire a la Institución teresiana para que siga estando con el corazón en el momento presente”.

Después de la Eucaristía y el encuentro, manifestaban que ha sido “un reencuentro que nos tocó el corazón y la memoria. La Institución Teresiana nos formó desde la infancia y su huella sigue viva. Nos hemos reconocido después de tanto tiempo de no vernos porque el carisma de Poveda está en nosotros. Que este ánimo nos impulse a seguir en el camino”.

Foto del grupo al concluir la Eucaristía.

“Doy gracias a Dios por haber tenido la oportunidad de participar en la Celebración del Centenario de la Institución Teresiana”, señalaba otra persona. “Este evento no solo conmemora un siglo de dedicación y servicio de la IT, sino que también celebra la esencia y valores que han guiado a la Institución a lo largo de su historia, mismos valores humanistas que nos inculcaron a las mujeres que habitamos la Residencia Universitaria Femenina y que han sido fundamentales para nuestras vidas”.

“Son testimonios puestos en ofrenda, en este caminar de 100 años. Honrando a quienes vivieron su vida en vocación y entrega y que hoy nos han precedido. Y todos en comunión para rememorar, este espíritu que Pedro Poveda pensó e inspiró para forjar en sus miembros de AP o ACIT por todo el mundo”.

La IT agradece a todos los que nos pudieron acompañar en nuestra celebración del primer centenario de la Aprobación Pontificia. Ha sido un encuentro lleno de recuerdos, agradecimiento y esperanza para seguir caminando juntos. Esperamos encontrarnos pronto pues nuestro deseo es celebrar una peregrinación a la Basílica de Guadalupe y está prevista el sábado 20 de abril, en torno a las fechas sacerdotales de San Pedro Poveda.

IT México.

 

 

 

Publicado en Noticias clicdedito