Después de Belén y Jerusalén, el grupo de la IT en Tierra Santa ha tenido el 24 de febrero en Nazaret una última y muy significativa celebración de acción de gracias por la aprobación pontificia.

altar nazaretjLa basílica de la Anunciación –donde tuvo lugar el misterio de la Encarnación– fue el lugar elegido para la Misa de Acción de Gracias presidida por el obispo Rafic Nahra, Vicario del Patriarcado Latino para Israel.

A la celebración eucarística asistieron con alegría nuestros amigos de Nazaret, cristianos que acogieron a los miembros de la IT durante los 25 años de nuestro servicio a través de la Biblioteca Al Bishara, una biblioteca comunitaria patrocinada por la Agencia de la Misión Pontificia y el Catholic Near East Welfare Association CNEWA. Formaban el coro algunos trabajadores y trabajadoras emigrantes filipinos de Jerusalén que se unieron a nosotros durante esta peregrinación a Nazaret.

Sencillez y humildad

nazaret misaLa homilía del Obispo Rafic versó sobre la espiritualidad de Encarnación, sobre la que Pedro Poveda escribió extensamente. Contenido muy a propósito en el mismo lugar donde tuvo lugar el misterio de la Encarnación, destacando el Obispo: “un exterior común siendo interiormente singulares”. También nos retó a los cristianos a ser “luz del mundo y sal de la tierra”, a través de nuestras obras. Amonestó a dar testimonio de la sencillez y humildad de ser cristiano, sin aferrarse al poder y a los asuntos mundanos.

Tras la Eucaristía tuvimos una recepción en la residencia del Obispo, donde fuimos acogidos con los brazos abiertos.

Recordando a Josefa Segovia

Al cerrar esta narración, nos vienen a la memoria algunas líneas del diario autobiográfico de Josefa Segovia durante su peregrinación a Tierra Santa en 1955. Su visita fue del 22 de octubre al 13 de noviembre. En aquella época, los itinerarios de viaje eran muy diferentes a lo que dictan las actuales divisiones políticas. La ciudad de la que partió su peregrinación a Jerusalén fue Beirut, que Josefa describió como “¡las puertas de Oriente!”.

Sobre Nazaret escribe: “¡Amanecer en Nazaret! Todo nos habla de Jesús..., oímos la santa Misa en la gruta... se medita, se contempla... pido especialmente humildad personal y colectiva. Rezamos el ángelus con mayor devoción... el Ave María sabe a cielo...”.

Sesenta y nueve años después, aquí estábamos, dando gracias al Señor por la bendición de estar allí y poder ofrecer nuestra más sincera gratitud por los 100 años de la aprobación papal de la IT, haciendo posible que los primeros miembros vinieran y se establecieran en Tierra Santa en agosto de 1952.

Fue realmente un encuentro lleno de gracia y, como María, guardaremos en nuestros corazones durante mucho, mucho, tiempo esta experiencia enriquecedora.

IT en Tierra Santa.
Original inglés, traducción Info IT.

 

 

 

 

Publicado en Noticias clicdedito