La familia Institución Teresiana en el Perú, celebró con inmensa alegría el centenario de la aprobación pontificia de la Obra de San Pedro Poveda, uniéndose a los más de treinta países donde se realiza la misión en distintos ámbitos desde la educación y la cultura.

abre lima

Presidió la celebración de la eucaristía el 11 de enero en la Parroquia de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima y Primado de la Iglesia en el Perú. Concelebraron el Cardenal Pedro Barreto y sacerdotes amigos de la Institución.

Profunda gratitud

En este acontecimiento, festivo y gozoso participamos miembros de la IT, familiares, antiguas alumnas y alumnos, familias, colaboradores, amigos y amigas que constituyen el Movimiento IT. Cada momento se vivió con una actitud profunda de acción de gracias al Señor por tanto bien recibido. Los cantos, la alegría, el recogimiento y la solemnidad se expresaban en todos los rostros.

lima horizontal

En la homilía el arzobispo Carlos Castillo, expresó su reconocimiento a la Institución Teresiana y gratitud por el carisma. Su reflexión estuvo referida a los laicos y su misión en la sociedad hoy, ser sal y luz, sabernos todos miembros de la Iglesia. Nos invitó a vivir como laicos en sinodalidad y a ayudar a cauterizar las heridas, sanar la polarización que vivimos, mirar siempre a quienes más necesitan. Puso énfasis en el legado de San Pedro Poveda, adelantado a su tiempo, en su empeño visionario en la formación de la mujer y la promoción de la persona a través de una educación transformadora en todos los espacios de la sociedad. Monseñor Castillo evidenció su cariño por la Institución al remontarse a su infancia y años juveniles donde tuvo una relación cercana a algunos miembros de la IT.

lima people80 años en Perú

Todo el desarrollo de la celebración fue una profunda vivencia de fe pidiendo por la renovación de la Iglesia, en sinodalidad y fraternidad. Cada símbolo expresó el ofrecimiento de saciar el hambre de Dios y el hambre de pan de todos.

Hicimos memoria agradecida por los frutos que ha dado el carisma de la Institución en los cuatro continentes donde está presente.

La experiencia vivida fue un llamado a renovar el compromiso con la misión evangelizadora de la Iglesia, con el entusiasmo, comunión y pasión, de quienes a lo largo de cien años abrieron caminos nuevos en la sociedad, con la “mente y el corazón en el momento presente”, como los primeros cristianos, en tiempos difíciles, renovando la fe y la confianza en el Dios de la Vida.

Ha sido un tiempo gozoso para reconocer con gratitud infinita a quienes también aquí en el Perú, en estos 80 años pusieron la semilla buena para continuar la Obra.

lima fielesBrindis compartido

La alegría en el brindis y el compartir que siguió a la eucaristía fue otro momento de reencuentro muy especial, en el que se respiraba fraternidad, amistad, y el corazón daba las gracias por la bendición que ha significado para todas y todos, ser parte de esta historia, parte del sueño povedano que nos anima hoy a desplegar y extender la idea buena para la Iglesia y para el mundo. Una obra que se construye con esfuerzos cotidianos pequeños y grandes y que perdurará más allá de nosotros.

 IT Perú.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias clicdedito